Tipos de fosas sépticas

FOSA SEPTICA DE CONCRETO

Los distintos tipos de fosa séptica se caracterizan principalmente por el  material empleado en su fabricación. Los sistemas de tanques sépticos de ahora están disponibles en materiales ligeros como plásticos y fibra de vidrio y también pueden venir en componentes desmontados para facilitar el transporte.

Si estás pensando en la construcción de una fosa séptica de obra dispones de varias opciones :

Fosas sépticas de concreto / hormigón

Las fosas sépticas de hormigón son herméticos y resistentes y son el recipiente preferido ideal para el almacenamiento y tratamiento séptico en el sitio.

Los tanques sépticos de hormigón son muy resistentes, pero para instalar uno se necesita acceso para una grúa montada en un camión.

El hecho de que el concreto sea un material poroso no significa que el agua pueda fluir fácilmente a través de él. Hay una diferencia entre porosidad y permeabilidad. La porosidad es una medida de la proporción del volumen total de hormigón ocupado por poros, mientras que la permeabilidad se refiere al flujo de algo (en este caso, agua) a través del hormigón bajo un diferencial de presión. El hecho es que no hay flujo de agua a través del concreto de buena calidad.

Leer también:   Cómo funciona una fosa séptica

Fosas sépticas de bloques de ladrillo u hormigón con juntas de cemento

Los peores tanques son los que se construyen con bloques de concreto en el sitio. A veces, los bloques simplemente se colocan y no se cementan entre sí. Incluso si están cementados, años de ataque de aguas residuales ácidas disolverán el mortero. Estos tanques pueden colapsar sin previo aviso y probablemente no cumplan con las normas locales de planificación y protección ambiental.

Aunque pueden encontrarse en algunos lugares, este tipo de fosas está en desuso

Fosas sépticas prefabricadas

Una  fosa séptica prefabricada es ideal para casas pequeñas, segundas residencias y fincas en zonas rurales sin conexión al alcantarillado en las que se generan pocas aguas residuales o sólo de forma esporádica. También suponen una solución provisional hasta que se disponga de la conexión al alcantarillado general.

De una sola unidad, las fosas sépticas prefabricadas son livianas y fáciles de transportar y montar. Estas unidades para el tratamiento del agua residual doméstica se fabrican en multitud de tamaños y formas. Según el material, pueden ser:

  • fibra de vidrio: están hechas en forma de «cebolla»
  • fosas sépticas de plástico/polietileno de alta densidad (PEAD/HDPE): son más resistentes a la oxidación y a los procesos químicos naturales que suceden dentro de un tanque séptico. Sin embargo, su peso más ligero las hace más susceptibles al daño estructural e incluso a moverse dentro del terreno durante períodos de suelo húmedo. Se necesita una instalación cuidadosa para garantizar que el tanque sufra ningún daño.
Leer también:   Eficiencia energética en las instalaciones de saneamiento

Las fosas sépticas prefabricadas son pequeñas instalaciones de depuración de aguas residuales adecuadas para poblaciones de hasta 50 habitantes equivalentes.

Algunas fosas sépticas prefabricadas disponen de cubierta telescópica para facilitar la inspección de la cámara séptica.

Tanques de acero

FOSA SEPTICA PREFABRICADA

Los tanques o cisternas de acero se oxidan, especialmente cuando están enterrados en el suelo, por lo que no son en absoluto recomendables.

La cubierta de un tanque séptico de acero puede llegar a estar tan corroída que alguien que caminara sobre él podría caer dentro. Suelen diseñarse para durar unos 20-25 años.

 

Hermeticidad y Estanquidad

La estanquidad es la característica de una estructura por la cual no permite el paso de agua a su través. La hermeticidad de es la característica de la estructura de no permitir fugas de agua a través de sus conexiones. Todas las la fosas sépticas prefabricadas deben ser herméticas para evitar que el agua entre o salga del sistema ya que podría saturar el campo de absorción. Esto puede causar el fallo del sistema y malos olores.

Fosas sépticas horizontales

Tipos de fosa septicas horizontales

Fosa séptica compacta

Las fosas sépticas compactas están fabricadas de polietileno de alta densidad (PEAD/HDPE) y disponen de un filtro biológico aeróbico, lo que las hace aptas para el tratamiento de aguas residuales.

Fosa séptica de acumulación

Una fosa séptica de acumulación es  un recinto estanco y cerrado de polietileno, hormigón, etc., que recibe las aguas residuales para su posterior retirada periódica por un gestor autorizado. No se produce ninguna situación de vertido por lo que no es necesaria ninguna autorización.

Leer también:   Tanque séptico plástico: Ventajas e inconvenientes

Diferencia fosa séptica y pozo negro

Aunque una fosa séptica y un pozo negro comparten características comunes, cada uno de ellos hace referencia a una manera distinta de tratar las aguas residuales. El pozo negro es una sencilla excavación practicada en el terreno donde van a parar las aguas de desecho sin tratamiento previo alguno, lo que supone un grave riesgo para la salud y el medio ambiente.

En el caso de las fosas sépticas, la mayor parte de la materia orgánica es eliminada antes de que  el agua sea devuelta al terreno.

En la actualidad, los pozos negros están prohibidos en la mayoría de países civilizados.

Ir arriba