Aguas residuales domésticas: Tipos y características

AGUAS RESIDUALES DOMESTICAS

Agua residual es toda aquella agua que ha sido afectada por el uso humano. y es una mezcla de materiales orgánicos e inorgánicos que pueden estar disueltos o en suspensión.

Las características promedio de las aguas residuales domésticas  se establece en términos de demanda química de oxígeno (DQO), demanda bioquímica de oxígeno (DBO) y sólidos en suspensión totales (SST).

Hay tres tipos de agua residual:

  • Urbanas: Las aguas residuales domésticas o la mezcla de éstas con aguas residuales industriales o con aguas de escorrentía pluvial (aguas superficiales procedentes de las lluvias).
  • Domésticas: son las procedentes de zonas de vivienda y de servicios, generadas principalmente por el metabolismo humano y las actividades domésticas.
  • Industriales: Toda agua residual vertida desde locales utilizados para cualquier actividad comercial o industrial, que no sea agua residual doméstica ni aguas de escorrentía pluvial.

El tratamiento de aguas residuales es más exigente en el caso de aguas residuales industriales.

Tipos de aguas residuales domésticas

AGUAS DOMESTICAS

En el mundo desarrollado es común separar las aguas domésticas en aguas grises y aguas negras (Aguas Residuales de Tipo Ordinario) y corresponden a las aguas residuales generadas por las actividades cotidianas de los seres humanos, tales como uso de servicios sanitarios, lavamanos, fregaderos, lavadoras y similares

  • Aguas negras son las que que proceden de los aparatos sanitarios, inodoros y orinales, generadas por el metabolismo humano.
  • Las aguas grises provienen de regaderas, lavadoras, bañeras, piscinas, tinas y lavabos. Estas aguas residuales pueden contener jabón, suciedad, bacterias o restos de cabello, pero son lo suficientemente limpias para ser aprovechadas para regar las plantas de tu jardín (regadío ecológico) y reciclada en el uso de inodoros, donde se transforma nuevamente en agua negra.

Diferencia entre aguas grises y negras

Las aguas grises se diferencian de las negras, porque no contienen cantidades significativas heces fecales y orina, que incluyen patógenos de varios tipos como la Escherichia coli. Además, su descomposición, por lo general, se hace mucho más rápido, debido a un menor contenido de fósforo y nitrógeno.

Sin embargo, las aguas grises tienen un porcentaje de aguas negras.

Tratamiento de aguas residuales domésticas

Es imprescindible que las aguas domésticas sean tratadas para reducir su contaminación antes de ser vertidas de nuevo a los afluentes naturales sin representar un peligro para la salud de los seres vivos ni el medio ambiente.

En los grandes núcleos urbanos existen redes de alcantarillas y sistemas de depuración municipales que se encargan de las aguas de desecho llevándolas a plantas de tratamiento especializadas. El núcleo de las estaciones depuradoras de aguas residuales urbanas es el tratamiento biológico (o secundario), debido al carácter fundamentalmente orgánico del agua residual doméstica.

El tratamiento de aguas residuales domésticas en pequeña poblaciones, zonas rurales, urbanizaciones o viviendas aisladas donde no hay acceso a un sistema de alcantarillado puede realizarse por medio de tecnologías insitu, como las fosas sépticas, en las cuales se realiza el primer paso de depuración anaeróbica (tratamiento primario) antes de devolver el agua al medio ambiente.

Ir arriba