Saltar al contenido

GUIA DE FOSAS SEPTICAS

Si eres nuevo en el mundo de las fosas sépticas la tarea de elegir a la hora de comprar una que sea perfecta para tus necesidades puede ser desalentadora. Sin embargo, tienes la ayuda a mano con nuestra guía de compra de fosas sépticas donde encontrarás toda la información útil que necesitas para tomar una buena decisión.

FOSA SEPTICA PREFABRICADA
FOSA SEPTICA PREFABRICADA

Si piensas comprar una fosa séptica hay algunas cosas a tener en consideración si quieres asegurarte de realizar un buen trato.  Hazte algunas preguntas para estar seguro de que estás comprando lo que necesitas. ¿Qué dimensiones necesito? ¿Dónde debería ubicar mi fosa séptica? ¿Qué tipo de mantenimiento requiere?

Responder a estas y otras preguntas te ayudará a resolver todas tus dudas y a tomar la decisión correcta.

¿Qué es una fosa séptica?

La fosa séptica es un recipiente estanco y herméticamente sellado que es diseñado y construido para recibir y tratar las aguas residuales de desecho de una casa, separar los sólidos de los líquidos, suministrar una digestión limitada a la materia orgánica retenida, almacenar los sólidos y permitir que el líquido clarificado sea descargado para su posterior tratamiento y disposición.

Existen distintos tipos de fosas sépticas: de hormigón, de bloques de hormigón o fosas sépticas prefabricadas compactas,  que suelen fabricarse en fibra de vidrio o polietileno.

Mantenimiento de fosas sépticas

El mantenimiento de una fosa séptica no es algo que sea complicado y no tiene por que ser costoso. Un tanque de retención bien diseñado requiere una limitada atención por parte del operador. De hecho, el mantenimiento de rutina de una fosa séptica se limita a la inspección y limpieza anuales o semestrales, si es necesario.

Vaciar fosa séptica

 

Dónde es adecuada la instalación de una fosa séptica

La fosa séptica es el sistema de tratamiento individual de aguas negras y grises más empleado en pequeñas comunidades y zonas rurales que no disponen de sistemas de alcantarillado centralizados y, a veces, en zonas urbanas con una cierta topografía que así lo aconseje.

Los países con clima tropical son idóneos para la instalación de procesos de tratamiento anaerobio, como las fosas sépticas, para descontaminar las aguas residuales. Allí, la temperatura permanece alta y prácticamente constante todo el año lo que favorece el proceso a un menor costo. Además, en los países tropicales se tienen doce meses al año de crecimiento vegetal por lo que los suelos y los cultivos presentan altos requerimientos de materia orgánica.

Cómo destapar una fosa séptica

Todos las fosas sépticas deben estar provistas de una tapa de registro por donde puedan ser inspeccionadas y vaciadas. Si vas a realizar una inspección o toca hacer limpieza de tu fosa séptica, debes tener mucho cuidado al abrir la tapa del registro ya que podrías respirar los gases tóxicos acumulados en su interior.

Espera unos 30 minutos hasta estar seguro de que la fosa se ha ventilado adecuadamente, pues estos gases pueden asfixiarte o provocar una explosión, como es el caso del metano. Así que ¡ni se te ocurra usar un mechero o cerillas para inspeccionar tu fosa séptica!

Aunque parezca que el tanque séptica está siempre lleno, lo que realmente necesitas saber es la cantidad de lodos y natas que hay en su interior. Si ocupan más del 40% (poco más de un tercio) es el momento de proceder a la extracción de los lodos.

La limpieza, generalmente, se realiza por medio de un camión-tanque equipado con una bomba para extracción de lodos.

¿Cuándo necesito una planta de tratamiento de aguas?

En algunas áreas, puede permitirse omitir la necesidad de instalar un pozo de absorción o un área de filtración y de tener una descarga directa del efluente tratado a un drenaje o una corriente. En estos casos, generalmente, es necesario la instalación de una planta de tratamiento de aguas residuales, ya que el nivel de tratamiento necesario es mucho más alto que el que se produce dentro de un tanque séptico. La gran ventaja de instalar una planta de tratamiento de aguas residuales y descargar el efluente en un arroyo es una menor necesidad de espacio que un área de percolación.

Diferencia fosa séptica y pozo negro

Aunque una fosa séptica y un pozo negro comparten características comunes, cada uno de ellos hace referencia a una manera distinta de tratar las aguas residuales. El pozo negro es una sencilla excavación practicada en el terreno donde van a parar las aguas de desecho sin tratamiento previo alguno, lo que supone un grave riesgo para la salud y el medio ambiente.

En el caso de las fosas sépticas, la mayor parte de la materia orgánica es eliminada antes de que  el agua sea devuelta al terreno.

En la actualidad, los pozos negros están prohibidos en la mayoría de países civilizados.

¿Cómo se mide el rendimiento de una fosa séptica?

Las características promedio de las aguas residuales domésticas  se establece en términos de demanda química de oxígeno (DQO), demanda bioquímica de oxígeno (DBO) y sólidos en suspensión totales (SST). El rendimiento de una fosa séptica se mide en términos de reducción de DBO5 (demanda biológica de oxígeno) y M.E.S. (materia en suspensión). El rendimiento de una fosa séptica de 1 cámara, funcionando con normalidad, alcanza el 35 % y 45 % de reducción de DBO5 y alrededor de un 50 % de reducción de sólidos.

¿Pueden verterse las aguas pluviales a la fosa séptica?

No debes verter las aguas de lluvia a la fosa séptica…. ¿Para qué? Se trata de aguas limpias así que deberían filtrarse directamente en el terreno.

Además, es recomendable no llevar a la fosa más que las aguas fecales propiamente dichas, así como las que arrastren residuos orgánicos (cocina). Las aguas jabonosas de baños o de limpieza, ya que al no proceder de materia orgánica no es necesario verter en la fosa, sino en la zanja o pozo de filtrado. Y por supuesto, de ningún modo deben verterse productos no orgánicos, como pañales, compresas, toallitas, etc., que deberán tirarse a la basura.